LA RUPTURA – Segunda Parte.

Aprender es un regalo. Incluso cuando el dolor es tu maestro.

Siempre había escuchado decir a mi madre y a mi abuela cuando pasaba una situación que no era nada agradable o dolorosa: “Por algo pasan las cosas”, como tratando de buscar alivio de cierta manera en esas palabras; pero lo cierto es que no comprendía a que se referían con esa frase, ¿Cómo que por algo pasan las cosas? ¿Qué cosas? ¿Por qué tienen que pasar? Saben, queridos lectores, estaba en la incertidumbre del no saber, del no entender absolutamente nada de esa oración.

Y estuve así por muchos años, hasta que he entendido recién el porqué de “las cosas”, que no son otra “cosa” que los sucesos o circunstancias que se producen en tu vida para que dejes de vibrar en el miedo, para que sanes algo que tienes dentro tuyo que te produce un escalofrío de siquiera pensarlo.

¡Qué bonito! entonces, entender porqué pasan las cosas, doloroso ¡Por supuesto! MUCHO, pero también PROFUNDAMENTE sanador.

¿Por qué sucedió esa ruptura? ¿Por qué? ¿¡POR QUÉ?! era lo que me preguntaba constantemente, quería verdaderamente saber el porqué ¿Qué hice mal? ¿Qué me faltó? pero nada, no sabía o NO QUERÍA entender.

Hasta que un día de pronto deje de preguntarme eso y entendí, casi como una revelación súbita: ¡Tenía que suceder! y entonces aquí cambié el diálogo retórico del porqué al ¿PARA QUÉ?

Pues bien, cuando se forma una pareja con alguien más es porque seguramente esa persona tendrá algo que enseñarte y viceversa; porque a su vez, además, refleja sus miedos dentro del mismo canal vibratorio que tú pero en otra polaridad; pero todo esto es extraño, tu no entiendes que esto es así, porque vives en la inconsciencia, como me pasó a mí. Con esto quiero decir que AMBOS produjimos esa ruptura y yo ya entendí, en mi parte de responsabilidad, el para qué produje esa ruptura, y esto cuando lo escribo, queridos lectores, no saben cuanta felicidad me da. Ahora entiendo ¡Por algo pasan las cosas!

Yo, produje esa ruptura para sanar la creencia (herida) limitante de abandono que tenía instaurada dentro mío, específicamente desde los cuatro años, que fue la edad en que caí en cuenta que mi papá nunca había estado en mi vida y ¿Cómo me di cuenta siento tan pequeña? pues porque un día se presentó sin más y dijo: “Yo soy tu papá“, me imagino que fue un shock para mí, porque ni siquiera sabía que tenía un papá ¡Caray! y digo me imagino porque cuando analizo ese acontecimiento surge una emoción escondida desde los cuatro años de mi existencia que nunca había trabajado, de dolor y es que ¡Ni siquiera sabía que la tenía! esto está de locos, jajaja.

Pero estaba ahí esa herida, que desde pequeña de forma INCONSCIENTE, me hacía preguntar ¿Por qué me abandonaste papá? ¿Por qué no estuviste cuando nací? ¿Por qué no estuviste en mis primeros años de vida? para luego entender que la vergüenza que me producía su abandono y el abandono como tal ¡NADA TENÍAN QUE VER CONMIGO! y entonces empecé a trabajar esa herida con el único fin de sanarme: nunca su conducta tuvo que ver conmigo, no de forma directa pero evidentemente si de forma secundaria y ahora tocaba responder: mi papá me abandonó ¿SI? ¿NO? la respuesta es si , hay un hecho que dice ¡SI ME ABANDONÓ! pero y ahora lo crucial era responder esto: ¿Me abandonó por qué yo no fuera suficiente? ¿Me abandonó por qué no fuera valiosa? ¿Por qué no me quisiera? ¡PARA NADA! y la interpretación de los sucesos es lo que hace que todo cambie.

Mi papá se abandonó a él y eso produjo que de forma secundaria y reflejada sufriera con el pensamiento de “ME ABANDONÓ”, cuando sé y estoy convencida que mi padre nunca de forma CONSCIENTE me ha querido hacer ningún mal, todo eso era de él, era su propio dolor reflejado pero me conté la historia de que eso de alguna manera extraña, tenía que ver conmigo y evidentemente porque la vida es sabía y perfecta, lo reflejó en su exterior y me puso ahí a mi para vivir o mejor dicho SENTIR ese “abandono” ¿Desgracia? ¿Suerte? eso no existe, porque todo, amigos lectores, TODO LO QUE PASA EN TU VIDA TIENE UN MOTIVO.

Ahora, estaba yo con estas enormes reflexiones de dolor de crecimiento y profundos aprendizajes cuando saltó esta otra pregunta ¿Cómo no perdonar a mi papá que actúo desde la inconsciencia de su propio dolor?

Esa es la causa de la ruptura, yo también actué, con la inconsciencia de mi propio dolor, ¿Ahora entienden porqué digo INCONSCIENCIA? , creé una situación similar, ya en mi edad adulta para sanar algo que no sabía que tenía que sanar (inconsciente). Él muy seguramente por algo habrá producido la ruptura, algún miedo tenía que sanar, pero entrar ahí ya no me corresponde.

Yo, entendí finalmente que necesitaba sanar mi herida de abandono con otro abandono, solamente que la diferencia de antes y ahora es que soy una mujer ADULTA con plena capacidad y sobretodo consciencia de enfrentar de forma positiva, dolorosa sí, pero sobretodo positiva y sanadora, esta experiencia.

Estaba aterrada de que alguien me abandonase y hasta hace poco que pase por esa situación y me di cuenta que estoy completa, perfecta y hermosa conmigo y con el montón de crecimiento y aprendizaje que me ha dado la vida, no cambiaría de ninguna forma el no haber tenido la oportunidad de sanarme, ojalá se hubiese podido hacer de forma más consciente, eso si, pero como siempre digo: CADA QUIEN HACE LO QUE PUEDE CON LO QUE TIENE y en ese momento hice lo que pude con lo que tuve y no hubo más.

Pero ¿Por qué? pues porque verdaderamente me he hecho el compromiso conmigo de ¡DEJAR DE SER MIEDO! y de convertirme en amor, que es, al final de todo, lo que somos ¡AMOR! y la única forma es hacerte responsable de ti, de tus acciones y de tus emociones, dejando culpas y victimismo atrás, eso no sirve y es ego.

Esta entrada la escribo con un sentimiento extraño de mucha alegría y de dolor, a la vez, es algo agridulce, pero que sin duda le gana un sentimiento de conocer por fin que ¡POR ALGO PASAN LAS COSAS! sin esa ruptura no me habría dado cuenta de todo mi valor, de lo preciosa que soy por dentro y por fuera, de mi capacidad de sanarme de una forma tan profunda.

No hubiese tenido la valentía de sacar a la luz algo que de forma inconsciente o consciente, me producía vergüenza y hoy, estoy aquí escribiéndolo y lo grito a los cuatro vientos: ¡MI PAPÁ ME ABANDONO! y yo sentí que era por ¡MÍ! de verdad que somos muy egocéntricos de pequeños, si no lo hubiese sanado no habría tenido la oportunidad de abrazar hoy a mi papi y decir cuanto lo amo y agradecerle por todo lo que soy y todo lo que me ha dado a lo largo de mi vida.

No hubiese tenido la oportunidad de saber que mi valor es incalculable y sobretodo de saber que merezco un amor verdadero, sano y pleno y que la vida, lo sé, porque me ama, me lo dará. Saber que no necesito de nada ni nadie para darme cuenta de lo valiosa que soy, de lo increíble que soy, de mi fuerza interior y felicidad plena ¡Es genial! ¡SOY UNA FREGONA!

Te agradezco vida, por este capítulo que hoy se cierra, te agradezco por los aprendizajes consolidados del pasado, porque me hicieron lo que soy y te agradezco, también, por los aprendizajes que me presentarás más adelante. ¡Eso sí!, esperando ya no reflejarme tanto en otras personas y siendo más consciente de que si lo que me molesta, enoja o entristece del otro, es algo que tiene que ver conmigo y no con el otro.

¡TE AMO MIRIAM!

Y recuerden queridos lectores, el miedo no se puede ocultar, es una energía por eso: si me atrevo a reconocer mis miedos, también reconozco mi valentía para enfrentarlos y sanarlos, es la única forma de consolidar los aprendizajes y no repetirlos.

Gracias a ti (si tú) por todo lo vivido y aprendido, fue muy bonito.

Gracias, de nuevo, ¡VIDA! por amarme tanto, dándome la oportunidad de sanar mis miedos y como ya te lo he dicho ¡HOY DEJO DE SER MIEDO Y ME CONVIERTO EN AMOR! si lo sé yo, que lo sepa el mundo, sin penas ni nada ¡Sí SEÑOR!

Te abrazo desde aquí, te deseo un increíble y lluvioso día.

-Miriam.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s