Música, mis expresiones.

Considero que la música es una de las expresiones humanas más hermosas y sinceras, los autores de hermosas rimas y vibrantes sonidos tienen en sus sentidos, uno de los dones más preciosos que pueden ser regalados por el Universo.

Es así como un día podrías estar escuchando que cuentan una historia que te ha pasado o algunos versos que se asemejan a tu sentir del momento y te conecta, conecta a tus emociones (tu corazón) con la melodía y surge de esa conexión un cúmulo de sensaciones, que hacen pensar a tu cerebro que lo que sientes es real y te transporta a esa situación.

La música ha sido sin duda muy importante en mi vida, desde pequeña, como muy probablemente tú, querido lector, ha formado parte de mi historia, los recuerdos más antiguos que tengo sobre este particular se remontan a mi abuelo, escuchando canciones de Antonio Aguilar o Pedro Infante, mi mamá con un disco que reproducía una y otra vez de Joan Sebastian y mi papá, recuerdo que él se ponía a cantar con su guitarra en mano, canciones de los 40´s, 50´s o 60´s; sin duda muy gratos recuerdos.

De niña además recuerdo a mi papá poniendo discos de Cri-Cri y recuerdo de mí, aprenderme varias canciones del famoso cantautor, con el pasar del tiempo y conforme fui abriéndome al mundo llegaron por todos lados, como bombas, diferentes sonidos y bailes.

El baile sin duda es algo que me divierte muchísimo, disfruto hacerlo, mi papá desde muy pequeña me enseñó a bailar cumbia, salsa y en general ritmos tropicales, recuerdo que me regaló un CD sobre música de inicios de los 2000´s que más o menos sonaba así:

Follow the leader/The Soca Boys. ¡Caray! ahí me veo a mí, bueno, a la pequeña versión de mí bailando por la casa con la música a tope.

Cuando mis gustos musicales empezaron a ser influidos por la cultura y ya entrada más en la adolescencia (y como muchos) sin duda PXNDX fue una banda que significó mucho, pensar en esa época de mi vida ahora me da mucha pena pero también risa, ¡Que sufrida! jajaja, y sonaron canciones como:

Narcisista por Excelencia/PXNDX. o Los Malaventurados No Lloran/PXNDX o Cita en el Quirófano/PXNDX 

Esa banda fue la primera a la que vi en un concierto y no una ni dos sino tres veces, mis amigas de siempre les podrán confirmar que incluso las obligaba a acompañarme a verlos (¡Perdón! jajaja las amo mucho y les agradezco por haberlo hecho) mis papás alimentaron también ese fanatismo, y les doy las gracias, fue una etapa (como lo es la adolescencia) de gran crecimiento y de encontrar tu identidad, PXNDX, por algunos cuatro años, sin duda fue importante.

Recuerdo también en la adolescencia, siendo como era de transformadora (por llamarlo de alguna manera) me empecé a interesar por la música clásica, tendría a lo mejor 16 años y esto sucedió porque un día escuche el primer movimiento de una de las melodías más preciosas y conmovedoras que nunca antes tuve oportunidad de escuhar: L’estate (Verano) de Le quattro stagioni (Las Cuatro Estaciones) de Antonio Lucio Vivaldi, italiano y compositor virtuoso, como muy pocos ha habido, el día que escuché ese movimiento y luego la obra completa, con cada uno de sus conciertos quedé cautivada, es por eso que es una de mis piezas musicales favoritas, sin duda:

Nikolay Madoyan interpreta Verano, primer movimiento. (Para poder ver el video, debes acceder a tu cuenta de facebook).

Posterior a eso y con el pasar de los años la música clásica se volvió una gran influencia: Wolfgang Amadeus Mozart, Richard Wagner, Pyotr Ilyich Tchaikovsky, Frédéric Chopin, Arturo Márquez, Juventino Rosas, José Pablo Moncayo, Johann Sebastian Bach, Giuseppe Verdi, Ludwig van Beethoven o Camille Saint-Saëns, entre otros.

Le escucho simplemente porque me conecta al aquí y al ahora, me hace estar en el presente, evidentemente porque son piezas de arte que te conmueven y que no encuentras otra manera de disfrutarlas que solo a través de la escucha atenta. Tal como la Ópera, que sin duda menos conocimiento tengo pero bueno María Callas o Lucia di Lammermoor/Inva Mula, te abren el corazón, es que no hay más ¡Nada más! que sentimiento puro.

Ya siendo una joven de 16 o 17 años, el jazz, blues y el soul,  lo que representaron, cada una en su época y en el contexto histórico de su surgimiento, lo interpreté sin duda como resistencia a la lucha racial del EEUU de esa época, música muy sensual y revolucionaria, entonces me encuentro con personajes como: Aretha Franklin, The Temptations, James Brown, Donny Hathaway o Muddy Waters entre otros grandes.

Por ahora, Janis, The Doors y otros artistas quedan en pause, hasta en tanto decida alimentar esta entrada con más canciones sobre ellos.

No soy una persona que discrimine corrientes o géneros musicales, los que hacen eso no me agradan, pienso que cada quien tiene elección y libertad de escuchar lo que mejor le plazca, nadie es más o menos que el otro porque le guste cierto tipo de música, lo cierto es que hay para todos.

Siguiendo ese pensamiento, respecto a mi recorrido musical, Inglaterra y el mundo, nos congratulamos de que Queen, existe, Freddie, Brian, John  y Roger, me han hecho conectar con su música, expresión artística del más alto nivel.

Asimismo, por allá del 2016 vi esta película “La Vie en Rose”, Marion, como la gran actriz que es, interpretó a una de las más grandes cantantes que Francia y el mundo nos ha dado: La gran Edith Piaf, una vida trágica, dejada a la suerte de las calles de París y criada en el prostíbulo de su abuela, adicta a muchas cosas y amante del dolor, pero con una hermosísima voz y un gran talento: La Vie en Rose/Edith Piaf, Non, Je ne regrette rien/Edith Piaf.

Cuando recién empecé a estudiar francés otro mundo de posibilidades musicales, muy originales, llamaron a mi puerta y encontré la que yo diría, es una de las canciones más tristes que hay (Y que lamentablemente por el momento dejaré de escuchar porque no me hace nada bien, no en este momento de mi vida) pero que igual te la dejo aquí querido lector, querida lectora: Ne me quitte pas/Jacques Brel, muy conmovedora, me gusta mucho.

Volveré a esta entrada, más adelante y prometo ir agrandando mi repertorio, por ahora, les deseo el mejor de los días, recuerden vivir en el presente, en este hermoso día, con ese sol tan radiante que nos abraza hoy.

-Miriam.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s