EL ÚLTIMO INSTANTE

El día de ayer, veía un video, era una entrevista a personas centenarias, les preguntaban sobre como había sido y es su vida y les pidieron, dieran un consejo a todos nosotros, personas jóvenes que no tenemos su experiencia de vida, un consejo justamente sobre la vida.

Las tres personas dieron consejos simples pero valiosos, que engolobé en uno solo: sé feliz y ama mucho. Concluí, además, algo, esos seres humanos con 100 años a cuestas entendieron el significado de la vida: SER FELIZ; si yo tuviese la oportunidad de vivir mucho y morir de vieja o no, lo que quisiera sin duda sería que en mis últimos instantes de vida, tuviera la certeza de que no me arrepentí de nada, que todo lo que quise hacer lo hice, que me esforcé, que luche contra el miedo, contra mi propio ego y pude ver y vivir mi esencia, mi verdadero ser.

 “Tenemos dos vidas: la segunda comienza cuando nos damos cuenta de que sólo tenemos una”. (Confucio) 

Curiosa es la naturaleza humana, siempre tan combativa, negando nuestro destino, rehusando perseguirlo, y todo ¿Por qué? por MIEDO, por no mostrarnos como en verdad somos, por no aceptar el amor y la felicidad que nos espera del otro lado de ese miedo; claro que en la mayoría de los casos, siempre implica dolor, y ¡Como no! si nos estamos negando, ¡Caray! nos negamos a evolucionar, cuando la vida es así: cambio constante. Nada es eterno, nuestro cuerpo material no es eterno, entonces porque luchar y resistir y ver a la vida como algo caótico y desastroso, la vida es lo que es, nuestra realidad es neutra y es así, no por suerte o algo similar, cada uno de nosotros viene a cumplir una misión en esta tierra, todos somos siempre buenos para algo, es ahí donde no necesitamos crear confianza, sale natural, porque es lo que la intuición y tu esencia son, es natural porque no forzas nada, lo disfrutas, fluyes y sientes plenitud.

Es por eso que ahora crea para mí, sentido la frase de Confucio (Y de nuevo lo digo: No me creas nada de lo que te diga, experimenta tú) pero en mi propia experiencia ahora lo veo claro, nuestra segunda vida, por la que venimos a vivir a este planeta, en el cuerpo en el que estamos y con las habilidades que tenemos, empieza a vivirse cuando ya no nos negamos, cuando te aceptas con lo que eres, tu luz y tu oscuridad, cuando aceptas tus dones y no huyes, cuando no permites que el miedo guíe tus decisiones, cuando ya no culpas a otros de lo que pasa en tu vida sino cuando te empiezas a responsabilizar de tus acciones y tomas las riendas; y entonces ya no eres un mero espectador con miedo sino alguien que elige ser feliz, pese a lo que piensen o puedan hacer los demás, cuando llegas a ese punto de la existencia es cuando creo que la vida, tu vida, la REAL empieza.

Me atrevo a pensar, aunque muy a  mi pesar, que habrá gente que nunca se permita ser feliz, que habrá gente que por los decires de  los otros, que por no aceptarse tal y como es, que por miedo, sobretodo, miedo no esté listo para vivir esa vida, amigos lectores, esto es solo para valientes ¿Se atreven?

-Miriam.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s